miércoles, 9 de marzo de 2011

Juego de beber: 60 segundos (aka El Igual)



Número de Jugadores: 2-5 (pueden jugar más si se juega con ritmo).

Preparación: Para este juego sólo se necesita un dado y una botella de calimocho, por lo que es ideal para jugar en la calle. Claro que también se puede jugar en una mesa con un cubilete, vasos, un cachi con hielos, animadoras, comentarista y WC limpio.

Normas básicas: -La medida de bebida es el segundo, es decir, se bebe de la botella durante x segundos aproximadamente a trago por segundo. Es una medida muy inexacta sólo apta para buenos bebdores. Se puede sustituir por vasos o medios vasos.
-Si el dado cae de la mesa (en caso de que haya una superficie elevada a la que llamar mesa) el culpable de la caida vuelve a tirarlo (esta vez encima de la mesa) y bebe tantos segundos como el resultado de la tirada.

Desarrollo del juego: El primer jugador (no importa cual) tira el dado y se lo manda a un jugador de su elección. El jugador que recibe el dado debe adivinar si el número que va a sacar el mismo en el dado es mayor, menor o igual que el que le han enviado. Luego tira el dado y si ha acertado se lo envía a otro jugador para que haga lo mismo, sumando un segundo de bebida en cada acierto. En cuanto alguien falle tiene que beberse todo lo que había acumulado, poniéndose la cuenta de nuevo a cero.
La norma de Igual: Apostar por un resultado igual es más arriesgado que hacerlo por uno mayor o menor, pero puede merecer la pena; Cuando se acierta el igual todos los jugadores menos el acertante se beben tantos segundos como hubiera acumulados. Además el acertante pone una norma a su elección y envía el dado con normalidad sin que se pierda lo que había acumulado.

Fin del juego: Si el número segundos acumulados llega a 60 (estadísticamente improbable) el jugador que se los beba gana... no se... una peluca de payaso (yo se la mando personalmente si me manda pruebas documentales fehacientes  de lo ocurrido).

Autores: Este juego pertenece al mundo, pero vamos, lo inventamos Rodro, Peska, Elsa y yo la noche de un martes.

No hay comentarios:

Seguidores