lunes, 23 de noviembre de 2009

La Rueda Gira

La rueda gira.
Los seres y los mundos nacen, viven y mueren. Los pensamientos afloran, las verdades salen a la luz y al tiempo son olvidadas para volver a nacer. Salir de casa, vivir una aventura y volver a casa. La esperanza muere y el dolor da paso a la libertad y la libertad da paso a la esperanza. Tan sólo quedan las fotos de una cámara digital acumulándose en Mis Imágenes y por supuesto queda también el carpe diem del vivamos por siempre. La aceptación casi religiosa de que todo lo vivido ha servido para algo. Un paso dado en una senda lo orada y permanece aunque asfalten el camino. Queda marcado en la historia. La esperanza muere y el dolor da paso a la libertad y la libertad da paso a la esperanza. Alguien dijo "Nada muere, una flor que ha florecido una vez florece para siempre" y esto es algo que cualquiera puede sentir. Miras al asfalto y sabes perfectamente que allí alguien dio un paso una vez, puedes ver los infinitos caminos que por allí pasaron y por tanto pasan y si quieres vivir por siempre tienes que centrarte en que tus propios pasos son los que guían tu vida y también permanecerán ahí. Si al cabo de mil años andas el mismo camino podrás ver los pasos que diste y aunque los des otra vez o ni siquiera los recuerdes los pasos serán distintos porque los anteriores permanecen ahí en tu subconsciente y en la consciencia del mundo que es la tuya.
A veces querría andar otra vez las mismas sendas que anduve en el pasado, pero casi todas están cerradas y las que quedan abiertas tienen mis pasos tan marcados a fuego que duelen, por eso hay que seguir adelante. Si vives por siempre tienes que descubrir nuevos caminos no puedes desandar ni volver a donde antes estuviste porque tus emociones lo han dejado todo tan lleno de esencia que no se puede respirar el aire que has aprendido a respirar. Si vives por siempre ha de ser en espiral ascendente y no en círculo. Puedes pasar mil veces por el mismo lugar siempre y cuando lo hagas cada vez un paso más arriba con las alas más grandes y henchidas. Cada vez volando, planeando o estrellándote más alto.

No hay comentarios:

Seguidores